martes, 17 de septiembre de 2013

Tendencias recientes - I

Debido a que los dividendos preferentes no son fiscalmente deducibles, muchas compañías han retirado sus acciones preferentes y las han reemplazado con bonos a largo plazo o con bonos subordinados a largo plazo. Sin embargo, tal y como lo ilustran los siguientes ejemplos, las acciones preferentes todavía se están usando para obtener capital a largo plazo bajo diversas condiciones, incluyendo aquellas situaciones en las que no se pueden emitir ni acciones comunes ni deudas a largo plazo bajo términos razonables.

1. La emisión de acciones preferentes de Chrysler con certificados de acciones, la cual se efectuó hace varios años, demostró ser un medio muy exitoso para obtener capital a pesar de encontrarse en circunstancias ad: versas. Debido a sus pérdidas, las acciones comunes de Chrysler se deprimieron y resultaron muy poco favorecidas. Los inversionistas estaban tan preocupados acerca de la capacidad de la compañía para sobrevivir que no estaban dispuestos a hacer compromisos adicionales sin recibir alguna clase de posición sénior. Por lo tanto, las acciones comunes quedaron descartadas. Chrysler ya había solicitado fondos en préstamo hasta el tope, y no podía obtener más deudas sin antes edificar su base de capital contable (y las acciones preferentes representan instrumentos de capital contable desde el punto de vista de los tenedores de bonos). Se ofrecieron varios incentivos a los corredores que manejaron la emisión preferente, y se fijó un rendimiento relativamente alto. Como resultado de ello, la emisión fue tan exitosa que su tamaño aumentó de $150 a $200 millones mientras que el aseguramiento se estaba realizando. Chrysler obtuvo el dinero que necesitaba y ese dinero ayudo a la compañía a sobrevivir.
2. Las compañías de servicios públicos frecuentemente usan acciones preferentes para reforzar el componente de capital contable de sus estructuras de capital. Estas compañías hacen un uso intenso del capital, y también hacen un uso importante del financiamiento con deudas, aunque los prestamistas y las agencias de evaluación requieren de razones mínimas de capital contable como una condición para mantener las categorías de los bonos. Además, las compañías de servicios públicos han hecho fuertes inversiones en activos fijos y por lo tanto tienen altos cargos de depreciación, lo cual ha mantenido a un nivel bajo sus tasas fiscales efectivas y por tal razón ha disminuido la desventaja fiscal de las acciones preferentes con relación a las deudas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario