martes, 9 de septiembre de 2014

¿QUÉ ES LO QUE ESTÁ EN JUEGO? - I

Conseguir un alto y creciente nivel de vida para los residentes de un país es uno de los objetivos fundamentales de la política macroeconómica. Dado que el nivel actual de renta real refleja la evolución del crecimiento de la productividad, podemos medir el éxito relativo del crecimiento pasado examinando el P1B per cápita de diferentes países. El Cuadro 33-5 muestra una breve lista. Este cuadro compara las rentas utilizando los tipos de cambio basados en la paridad del poder adquisitivo que miden el poder adquisitivo de (la cantidad de bienes y servicios que se pueden comprar con) las diferentes monedas nacionales. Evidentemente, el crecimiento de Estados Unidos ha sido satisfactorio en el pasado, pero las tendencias actuales son preocupantes porque las tasas de crecimiento son bajas y los niveles de vida de muchos norteamericanos han disminuido, de hecho, en los últimos años.
Cuando se analizan las tasas de crecimiento, muchas veces parece que las cifras son diminutas. Una ambiciosa política en pro de la inversión y de la innovación sólo podría elevar la tasa de crecimiento de un país un punto porcentual al año (por ejemplo, de 1 a 2 por ciento al año). Pero esa diferencia es importante cuando se trata de un largo período. El Cuadro 33-6 muestra que las diminutas bellotas se convierten en poderosos robles cuando las pequeñas diferencias entre las tasas de crecimiento se acumulan con el paso del tiempo siguiendo las reglas del interés compuesto. Una diferencia de crecimiento del 4 por ciento da lugar a una diferencia de 50 a 1 entre los niveles de renta a lo largo de un siglo.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario