sábado, 5 de octubre de 2013

Análisis de bonos convertibles - II

Los bonos convertibles no serían redimibles durante 10 años, después de los cuales podrían ser reembolsados a un precio de $1000. Si después de 10 años el valor de conversión excediera al precio de redención en por lo menos un 20 por ciento, la administración ha indicado que sí reembolsaría los bonos. La figura 12-2 muestra las expectativas tanto de los inversionistas promedio como de la compañía: 1. La línea horizontal MM" = $ 1000 representa el valor a la par (y el valor al vencimiento). Además, $1000 son el precio ai cual el bono se ofrecería inicialmente al público. 2. El valor de deuda pura del convertible sería inicialmente de $851, pero aumentaría a $1000 a lo largo de la vida de 20 años del bono. El valor de deuda pura del bono aparece en la línea Bt en la figura 21-2. 3. El valor de conversión inicial del bono, C„ o el valor de la acción que recibiría el inversionista si el bono se convirtiera cuando t = 0, es igual a
7. Si los inversionistas compraran las acciones de Jackson, esperarían un rendimiento de ks = D,/P0 + g = $2.80/$35 + 8% = 16%. Si compraran un bono puro, ganarían un 12 por ciento. El valor convertible tiene algún ínteres garantizado más la expectativa de obtener algunas ganancias de capital; por lo tanto, su riesgo y consecuentemente su tasa esperada de rendimiento deberían ubicarse en algún punto entre kd = 12% y ks = 16%. Se puede encontrar el rendimiento esperado sobre el valor convertible encontrando el valor de kc en la siguiente ecuación:
Usando una calculadora financiera, si alimentamos N = 10, PV = -1000, PMT = 100 y FV = 1511, entonces se puede encontrar I = ¿ = 12.8%. Por lo tanto, bajo los supuestos de este ejemplo, un inversionista que comprara el valor convertible a su precio inicial de oferta de $1000 podría esperar ganar una tasa de rendimiento del 12.8 por ciento.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario