jueves, 19 de junio de 2014

Comparación con la política monetaria.

Estos inconvenientes de la política fiscal contrastan notablemente con las posibilidades de la política monetaria discrecional. Ésta puede modificarse rápidamente; la Reserva Federal es un organismo independiente y no necesita ninguna ley del Congreso para modificar los tipos de interés y las condiciones crediticias. Por otra parte, la política monetaria ha demostrado ser eficaz tanto en la expansión como en la contracción de la economía. Por estas razones, actualmente en Estados Unidos la mayoría de los economistas prefiere la política monetaria como instrumento principal para lograr la estabilización a corto plazo. La política fiscal se utilizaría, según esta opinión, para corregir el equilibrio entre la inversión y el ahorro del país y quizá para contrarrestar cualquier profunda recesión o gran inflación que no pudiera resolverse únicamente con la política monetaria.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario