martes, 12 de enero de 2016

Formas de controlar la posición de las cuentas por cobrar (II)

Cuando se hace una venta a crédito, ocurren los siguientes eventos: 1) los inventarios se ven reducidos por el costo de los bienes vendidos, 2) las uentas por cobrar se ven incrementadas por el precio de ventas y 3) la diferencia constituye una utilidad, la cual se añade a las utilidades retenidas. Si la venta es en efectivo, la utilidad queda definitivamente ganada, pero si la venta es a crédito, la utilidad no se ganará a menos que, la cuenta sea cobrada. Hemos sabido que algunas empresas tienden a facilitar "ventas" a clientes muy débiles con el objeto de reportar altas utilidades. Esto podría impulsar el precio de las acciones de la empresa, por lomenos hasta que las pérdidas causadas por la concesión del crédito empezaran a disminuir las utilidades, en cuyo momento el precio de las acciones disminuiriá. Los análisis que se presentan a lo largo de las siguientes secciones detectarán cualquiera de tales prácticas cuestionables así como cualquier deterioro involuntario en la calidad de las cuentas por cobrar. Dicha detección oportuna podría ayudar tanto a los inversionistas como a los banqueros a evitar pérdidas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario