jueves, 22 de noviembre de 2018

Un Mercado Financiero Sencillo - Traslación de Recursos Financieros en el Tiempo

Los mercados financieros alcanzan una gran complejidad cuando existen muchas clases de agentes distintos, cuando las transacciones que realizan son arriesgadas y cuando éstas cubren varios períodos. Antes de terminar este curso, trataremos todos estos asuntos. No obstante, primero debemos examinar los conceptos fundamentales inherentes a todas las transacciones financieras. Lo haremos con el modelo financiero más sencillo que nos permita alcanzar ese objetivo. Por tanto, el primer mercado financiero que vamos a estudiar tiene las siguientes características:

  1. Omitimos todos los "puntos de fricción", tales como impuestos, gastos de tramitación (comisiones de corretaje) y costos por obtener la información.
  2. Desechamos todo el riesgo. Siempre que se acuerde una transacción, todos los agentes respetarán sus términos.
  3. El factor tiempo es muy sencillo en este mercado. Sólo existe el "ahora" y el "después", y un período entre ambos conceptos. Todas las transacciones financieras tienen lugar "ahora" y su resolución (por ejemplo, el pago del interés y del capital), "después".

En este tipo de mercado financiero, no es necesario distinguir entre clases de agentes, porque tanto las personas como los gobiernos y las compañías asumirían todos el mismo riesgo (ninguno) y pagarían los mismos impuestos (ninguno) durante el mismo lapso (un período). No obstante, esto no quiere decir que todos los agentes sean exactamente iguales.
De hecho, serán lo suficientemente distintos entre sí como para presentar un esbozo bastante realista de un mercado muy diversificado.

miércoles, 21 de noviembre de 2018

Precios y Tasas de Interés del Mercado

Cuando algunos agentes desean trasladar recursos futuros al presente solicitando préstamos, y otros desean trasladar recursos presentes al futuro concediéndolos, es evidente la posibilidad de derivar algún beneficio de estas transacciones. Los posibles acreedores pueden ofrecer recursos actuales a los posibles deudores a cambio de las promesas de estos últimos de proporcionar recursos futuros a los primeros, con lo cual ambos grupos se sienten satisfechos. Pero deben decidir la cantidad de recursos futuros que desean cambiar por los presentes. En otras palabras, los prestamistas y los deudores deben fijar la cantidad de dinero de los recursos futuros que entregarán a cambio del dinero prestado de los recursos actuales.

El mercado financiero toma esa decisión por los agentes y fija la tasa de interés del mercado. La tasa de interés del mercado es el tipo de cambio entre los recursos presentes y los futuros. Informa a los agentes de las unidades monetarias que se tiene previsto obtener en el futuro por cada unidad monetaria facilitada de los recursos actuales. Por ejemplo, si la tasa de interés del mercado es del 8% por año, un prestamista puede prever que recibirá 108 al final de ese año por un importe de 100 prestado al principio. La cifra de 108 comprende las 100 originales prestadas más 8 como interés o compensación por el préstamo. La relación entre la oferta y la demanda de recursos existentes determina la tasa de interés del mercado. Esta tasa de interés del mercado siempre es positiva, porque los prestamistas tienen la opción de guardarse simplemente el dinero y, por tanto, no acceder a recibir menos en el futuro de lo que ofrecen en el presente.

De hecho no existe lo que se denomina la tasa de interés del mercado. Existen muchas tasas de interés del mercado, las cuales todas coexisten. La razón por la que puede haber simultáneamente muchas tasas de interés del mercado es que las tasas pueden referirse a diferentes períodos en el futuro y a diferentes niveles de riesgo de las transacciones. Por ejemplo, es totalmente posible que la tasa de interés de un préstamo a dos años sea diferentede la de un préstamo a un año, debido a la relación entre la oferta y la demanda de recursos que se puedan prestar en dichos períodos. La tasa de interés que se aplica a los préstamos de una compañía de riesgo será superior a la que paga el gobierno (que controla la fabricación de billetes para liquidar sus préstamos), ya que los prestamistas son reacios al riesgo y exigen mayor compensación prevista de recursos futuros a los deudores de riesgo.

Desde esa perspectiva, existen más "tasas de interés" incluso de las que solemos considerar como tales. Supongamos, por ejemplo, que usted deseara adquirir acciones ordinarias de una compañía con la esperanza de conseguir futuros dividendos a cambio. No describimos esa transacción como un préstamo de dinero a la compañía ni existe una tasa de interés explícita, pero en términos de economía general, esta transacción es muy similar a un préstamo. Está renunciando a una cantidad de dinero en el presente en espera de conseguir fondos en el futuro. Los mercados financieros no cotizan una tasa de interés específica para su compra de acciones ordinarias, sino que cotizan un precio para las acciones. Cuando usted recibe dividendos o efectivo por la venta de las acciones, percibirá una tasa de rendimiento que será similar a una tasa de interés. En otras palabras, el precio del mercado le dice cuánto se debe "prestar" a la compañía para conseguir los dividendos futuros previstos y los incrementos de valor. Esta información es prácticamente idéntica a la cotización de una tasa de interés del mercado para la transacción, como veremos enseguida.

lunes, 19 de noviembre de 2018

Los Mercados Financieros y sus Agentes Parte 2

Los agentes del mercado financiero piden prestado o recaudan dinero de otro modo, y no sólo para cambiar sus patrones de consumo, sino también para realizar inversiones en activos reales. En finanzas, distinguimos entre inversiones financieras (como cuando solicitamos préstamos, los concedemos o adquirimos acciones ordinarias), e inversiones en activos reales (como la construcción de una nueva fábrica o la compra de un equipo utilizado en la producción). En tanto que las inversiones financieras tienen la finalidad de reasignar recursos en el tiempo, la inversión en activos reales, de hecho, puede crear nuevos recursos futuros que no existían anteriormente. La inversión en activos reales es pues, sin duda, una actividad importante. Hasta tal extremo, que muchos economistas consideran que puede ser la actividad más importante para determinar el patrimonio de las personas.

No obstante, a los agentes que tienen ideas para las buenas inversiones les resultaría difícil, o imposible, obtener el dinero necesario para llevarlas a cabo sin la presencia de mercados financieros. Los mercados financieros son el puente entre los que desean renunciar al consumo de recursos en el presente, a fin de incrementar el consumo futuro; y los que necesitan recursos ahora para realizar inversiones en activos reales. Ésta es otra función importante de los mercados financieros.

La provisión de fondos para la inversión en activos reales es importante, pero igual de importante es la información sobre asignaciones que ofrecen los mercados financieros a aquellos interesados en invertir en activos reales. Los mercados financieros pueden ayudar al inversionista a distinguir si una propuesta de inversión en activos reales vale la pena, comparando los rendimientos de la inversión con los disponibles en los usos alternativos de los recursos. Si el mercado financiero no lo hiciera, alguna otra autoridad, por ejemplo, el gobierno, debe hacerlo.

Con frecuencia existen diferencias significativas entre las decisiones que tomaría un gobierno y las que adoptarían los mercados financieros competitivos.
Estos ofrecen otro servicio importante a sus agentes. Podemos denominarlo en términos generales ajuste por riesgo. Todavía no es el momento de ofrecer una definición rigurosa de riesgo en las transacciones financieras, pero su propia intuición sobre el riesgo servirá como definición aceptable, por ahora. Los agentes de los mercados financieros son reacios al riesgo. Esa frase significa que su aversión hacia el riesgo les haría, por ejemplo, elegir la inversión menos arriesgada de dos inversiones, por lo demás, idénticas. Esto no implica que los agentes rechacen las transacciones arriesgadas, sino que el riesgo de una oportunidad comercial afecta al precio que estarán dispuestos a pagar. Los mercados financieros disponen de una gama tan amplia de situaciones de riesgo, que los agentes pueden combinar la petición y la concesión de préstamos, la compra y venta de acciones y otras transacciones para moldear el riesgo de su situación hasta el nivel que más les satisfaga. Las decisiones que toman los agentes al respecto también influirán en la información que ofrecerán los mercados financieros a los posibles inversionistas en activos reales, como se indicaba anteriormente.

En resumen, los mercados financieros permiten a los agentes reasignar recursos en el tiempo, tomar decisiones adecuadas respecto a la realización de inversiones en activos reales, y configurar el nivel de riesgo de sus inversiones. Todos estos servicios son inherentes a las transacciones que los agentes llevan a cabo en esos mercados.

jueves, 15 de noviembre de 2018

Los Mercados Financieros y sus Agentes Parte 1

En las economías desarrolladas, casi toda la sociedad participa con frecuencia en los mercados financieros. Las personas piden y prestan dinero a entidades financieras, por ejemplo, a bancos. De igual modo, las compañías negocian con bancos, pero también recurren a los mercados financieros por medio de otros intermediarios, como por ejemplo los banqueros de inversión (entidades que ayudan a recaudar dinero directamente de otras compañías y de personas), o las compañías de seguros (que prestan las primas de nuestros seguros a otras compañías). Los gobiernos también piden y prestan fondos a personas, a compañías y a instituciones financieras.

Es de gran utilidad tener una visión general de por qué las compañías, las personas y los gobiernos recurren a los mercados financieros. En el apartado anterior, vimos un ejemplo: recurrimos al mercado financiero para poder comprarnos un reproductor de cintas. En aquella transacción, trasladamos parte de nuestros recursos futuros al presente (solicitando un préstamo) para incrementar nuestra satisfacción. Otros agentes económicos de los mercados suelen realizar esa misma clase de transacciones. Los gobiernos, por ejemplo, trasladan regularmente recursos futuros al presente para que aumente el consumo de los ciudadanos. Para ello, solicitan préstamos en los mercados financieros con la promesa de devolverlos con futuros ingresos de efectivo previstos por los propios gobiernos (impuestos, más préstamos, etc.). Uno de los motivos más frecuentes para participar en los mercados financieros es la traslación de recursos futuros al presente para que aumente el consumo actual y, con ello, la satisfacción personal.

Asimismo, a veces las personas, los gobiernos y las compañías se encuentran con más recursos en el presente de los que desean consumir en ese momento. Pueden trasladar los recursos actuales al futuro, poniéndolos a disposición de los mercados financieros. Para ello, pueden prestarlos, comprar acciones ordinarias (en propiedad) de una compañía o realizar muchas otras transacciones diferentes. A cambio de esta entrega de recursos presentes, obtienen la expectativa de incrementar los recursos futuros, por ejemplo, en forma del pago del interés y del capital de los importes prestados, o de dividendos y ganancias de capital sobre las acciones ordinarias adquiridas. Las personas y las instituciones que intervienen en estas transacciones prefieren tener menos recursos presentes y más futuros, y ésa es su motivación para participar en mercados financieros. El dinero que proporcionan a los mercados financieros, por supuesto, es el mismo dinero que pidieron prestado aquellos que desean incrementar su consumo actual trasladando recursos del futuro al presente. Según los recursos de los agentes del mercado y de sus preferencias para consumirlos a lo largo del tiempo, podrán convertirse, en diferentes momentos, en acreedor, deudor o ambos. Estas transacciones financieras vienen motivadas por un deseo de incrementar la satisfacción variando la asignación temporal de los recursos.

miércoles, 14 de noviembre de 2018

Introducción - Fundamentos, Ámbito de Aplicación y Herramientas de Finanzas

En este primer módulo del curso de finanzas, se estudiarán fundamentos y técnicas básicos de análisis financiero. Profundizaremos en los conceptos de valor de mercado, la toma de decisiones sobre inversiones y tasas de interés, y en las diversas clases de mercados financieros que existen. Siempre conviene tener una idea general de una materia antes de empezar a estudiarla en detalle. Esto es algo especialmente aconsejable en el caso de las finanzas, que es un área de conocimiento muy amplia y compleja. Este módulo le proporcionará esos conocimientos básicos, presentándolo con una serie de conceptos fundamentales que más adelante aplicará con frecuencia para resolver problemas financieros reales.

Las finanzas se ocupan de los aspectos económicos relacionados con la asignación de recursos en el tiempo. Quizá ésta no sea una definición especialmente didáctica, pero un ejemplo de una transacción financiera realizada conforme a dicha definición puede ayudarlo a entenderla mejor. Supongamos que acaba de salir al mercado un nuevo aparato de audio, un reproductor de cintas de audio digital. Como gran aficionado a la música quiere comprarse uno. La lógica económica nos dice que si tiene los recursos necesarios para comprárselo, se lo comprará, porque su satisfacción se incrementará al cambiar dinero por el equipo digital. Pero supongamos, sin embargo, que no tiene ni dinero ni otros activos que pueda vender inmediatamente para conseguir la cantidad necesaria para comprarse el reproductor. En ese caso, ¿podrá comprárselo?

La respuesta puede ser sí o no, y dependerá de si logra convencer a alguien para que le preste el dinero. Su capacidad de convencerlo dependerá tanto del activo tangible del que disponga como de las expectativas que tenga de generar más activos en el futuro, con los que su acreedor espera que le pague. Como no dispone de recursos financieros tangibles en este momento para comprar lo que desea, por medio de un préstamo consigue trasladar parte de sus recursos futuros al presente y así comprar lo que desee. En realidad, está pagando el equipo de música con recursos que todavía no tiene en su poder, pero que espera obtener en el futuro. Desde el punto de vista del acreedor, la transacción es exactamente a la nversa: renuncia a parte de sus recursos actuales a cambio de los recursos que usted le va a roporcionar en el futuro como cancelación del préstamo. Esta traslación o reasignación e recursos en el tiempo es la esencia de las finanzas.
Se trata de un ejemplo muy útil, ya que nos ayuda a entender por qué estamos ante una ateria tan importante. Piense en la cantidad de ransacciones que se basan en la traslación e recursos en el tiempo. Más aún, en los préstamos no sólo intervienen personas, sino ambién otras artes interesadas de mayor envergadura, como gobiernos, compañías y otras ntidades. Además, los préstamos de dinero no son la única forma de reasignar recursos en el tiempo. Cuando una compañía emite capital en acciones (recauda fondos de sus accionistas) está efectuando una transacción financiera muy similar al préstamo que se solicitó en el párrafo anterior para pagar el reproductor de audio. Está aceptando dinero ahora, ofreciendo a cambio una promesa de devolución del dinero en el futuro (en forma de dividendos). Los accionistas de la compañía, por su parte, están realizando una transacción financiera muy similar a la del acreedor que le ayudaba a financiar el equipo de música.
Piense en la cantidad de compraventas de activo tangible que tienen lugar gracias a la posibilidad de trasladar recursos en el tiempo. Las compras personales a crédito, gran parte de las adquisiciones de activo de las compañías, así como la prestación y la entrega por parte de los gobiernos de numerosos servicios y activos, serían imposibles de realizar si no estuvieran sustentadas sobre transacciones financieras. Entender la naturaleza financiera de estas actividades es un paso importante de su formación económica y empresarial.

La lista anterior de ejemplos de transacciones con una importante dimensión financiera sorprende por su amplitud, y hasta puede llegar a intimidar por la complejidad que implica para el estudio de las finanzas. Es cierto que no se puede negar que el de las finanzas es un
campo vasto y complejo, pero no por ello su estudio ha de resultar terriblemente complicado, al menos en un primer acercamiento. En este curso, empezaremos por crear un modelo muy sencillo de mercado financiero, en el que los agentes (personas, compañías y gobiernos presentes en el mercado) realizarán transacciones financieras rudimentarias. Este modelo nos servirá para familiarizarnos con los fundamentos que son comunes a todas las transacciones financieras que conocemos. A partir de ahí, iremos dotando al modelo, gradualmente, de un mayor realismo, hasta que por fin adquiera las características de las transacciones y de los mercados financieros que vemos en la realidad.

martes, 13 de noviembre de 2018

Fundamentos, Ámbito de Aplicación y Herramientas de Finanzas

Este módulo presenta las finanzas como área de conocimiento. En él se estudian los agentes que intervienen en los mercados financieros, las decisiones que deben tomar y los procesos básicos comunes a todas estas decisiones financieras. Asimismo, se analizan las funciones de los deudores, prestamistas y compradores, y emisores de valores y capital en acciones, así como las fuentes de valor para cada uno de ellos. Puesto que las finanzas son una materia eminentemente cuantitativa y económica, con este módulo introductorio se pretende mostrar al estudiante las técnicas cuantitativas básicas de valoración financiera, como el descuento, la valoración actual, la definición de tasas de rendimiento y algunos aspectos económicos y financieros importantes de la valoración de títulos y tasas de interés. El módulo presenta algunos conceptos especializados de economía financiera como el "rendimiento al vencimiento" y la "estructura de plazos" de las tasas de interés. Incluye la primera de varias perspectivas sobre herramientas importantes para la toma de decisiones empresariales, como el "valor actual neto" y "la tasa interna de rendimiento del capital invertido". Por último, el módulo se cierra con un ejemplo de la utilidad de estas técnicas financieras básicas para entender un mercado que continúa siendo un enigma para muchos profesionales de las finanzas: los mercados de futuros y, concretamente, los futuros sobre tasas de interés. En este módulo, el estudiante aprenderá los fundamentos del entorno financiero, así como las herramientas cuantitativas básicas de la valoración financiera que se utilizarán durante el curso.