jueves, 22 de noviembre de 2018

Un Mercado Financiero Sencillo - Traslación de Recursos Financieros en el Tiempo

Los mercados financieros alcanzan una gran complejidad cuando existen muchas clases de agentes distintos, cuando las transacciones que realizan son arriesgadas y cuando éstas cubren varios períodos. Antes de terminar este curso, trataremos todos estos asuntos. No obstante, primero debemos examinar los conceptos fundamentales inherentes a todas las transacciones financieras. Lo haremos con el modelo financiero más sencillo que nos permita alcanzar ese objetivo. Por tanto, el primer mercado financiero que vamos a estudiar tiene las siguientes características:

  1. Omitimos todos los "puntos de fricción", tales como impuestos, gastos de tramitación (comisiones de corretaje) y costos por obtener la información.
  2. Desechamos todo el riesgo. Siempre que se acuerde una transacción, todos los agentes respetarán sus términos.
  3. El factor tiempo es muy sencillo en este mercado. Sólo existe el "ahora" y el "después", y un período entre ambos conceptos. Todas las transacciones financieras tienen lugar "ahora" y su resolución (por ejemplo, el pago del interés y del capital), "después".

En este tipo de mercado financiero, no es necesario distinguir entre clases de agentes, porque tanto las personas como los gobiernos y las compañías asumirían todos el mismo riesgo (ninguno) y pagarían los mismos impuestos (ninguno) durante el mismo lapso (un período). No obstante, esto no quiere decir que todos los agentes sean exactamente iguales.
De hecho, serán lo suficientemente distintos entre sí como para presentar un esbozo bastante realista de un mercado muy diversificado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario