lunes, 3 de diciembre de 2018

Un Mercado Financiero Sencillo - Traslación de Recursos Financieros en el Tiempo Parte 5

Por tanto, el valor actual es el valor de mercado de un título valor cuando se aplican tasas de interés del mercado o tasas de oportunidad de rendimiento como tipos de descuento. Tal vez sea ésta la aplicación más importante del concepto de valor actual.
Esto nos lleva a otro uso importante de la noción de valor actual. Comprobamos que el valor actual de todos los recursos presentes y futuros de nuestro agente (flujos de efectivo) es de £2 400. Esta cantidad también tiene un nombre especial en finanzas: se conoce como patrimonio actual.
El patrimonio actual es un concepto útil, porque nos ofrece, mediante una cifra única, el valor total del conjunto de los recursos de un agente especificado respecto a un instante concreto. Su importancia viene también del hecho de que se puede utilizar como punto de referencia o norma, para evaluar si alguien va a estar en una posición económica más favorable o menos favorable como consecuencia de una decisión financiera propuesta. Sin embargo, será necesario que introduzcamos algunas ideas más antes de poder examinar este aspecto en toda su integridad.

Algo que podemos ver de inmediato en la Figura 1.1 es que no se puede variar el patrimonio actual simplemente efectuando transacciones (solicitando y ofreciendo préstamos con la tasa de mercado) en el mercado financiero. Aunque estas transacciones nos desplazarán a lo largo de la recta de intercambio financiero, permitiéndonos de este modo elegir la asignación, en el tiempo de nuestro patrimonio actual, que más satisfactoria nos resulte, no pueden hacer que la recta se mueva, por lo que no pueden modificar nuestro patrimonio. Es fácil deducir el motivo. En los mercados financieros, al adquirir y vender valores (o solicitar u otorgar préstamos), la cantidad total del patrimonio asociado con esos valores permanece invariable. Por tanto, si alguien desea aumentar su patrimonio comprando y vendiendo en esos mercados, se verá obligado a buscar a otro agente que, sin duda por descuido, permita que se vea reducido su propio patrimonio. Como pronto veremos, las posibilidades de conseguir esto son escasas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario