sábado, 13 de junio de 2015

Política de dividendos (I)

Durante 174 trimestres seguidos, desde que se convirtió en una empresa pública en 1946, la Tucson Electric Power Company de Arizona habia pagado dividendos sobre sus acciones comunes. Posteriormente, en enero de 1990, los directores votaron a favor de que se omitiera el dividendo. Dicha decisión se tomó después de meses en que se hacían tanto anuncios desconcertante por la misma compañia de servicios comootros comentarios acerca de la empresa. En Febrero de 1989, el Director Financiero Joe Coykeendall vendió sus 900 acciones de capital en $48.25 por acción. Posteriormente, Moody degradó la deuda hasta un nivel inferior al de la inversión, culpando de ello a cierta tendencia hacia una rigurosa legislación sobre la compañia de servicios públicas que había aparecido en Arizona. El 20 de Junio de 1989, el vicepresidente de Tueson Electric, Joseph B. Wilcox, vendió 14916 acciones en aproximadamente $34 cada una. El 8 de Junio, Coykeendall renunció y Einar Greve, presidente del Consejo de adiministración, presidente de la empresa y directo, anunció que había vendido la dos terceras partes de sus acciones, 24 047 acciones, a un precio promedio de $32.29 cada una. Al día siguiente, J. Luther Davis uno de los directores de la compañia de ervicios, anunció que había vendido 5203 acciones en $32 cada una. cada uno de los vendedores alegó diversa razones personales para dicha venta Greve afirmó que necesitaba efectivo para liquidar algunos préstamos, pagar impuestos y cancelar algunas ganancia y pérdidas, y Wilcox afirmó que haria la venta por razones similares, pero de ninguna manera a causa de preocupaciones acerca del futuro de la compañia de servicios. Para empeororar las cosas, la renuncia y las ventas de acciones coincidieron con un pleito legal por $40 millones entablado por un banco de ahorros de Arizona contra una subsidiaria de la Tucson Electric.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario