martes, 7 de abril de 2015

El dilema fundamental: mercado frente a autoritarismo (I)

El estudio de los distintos sistemas económicos puede parecer un sorprendente conjunto de diferentes "ismos" económicos. Y existe, desde luego, una gran variedad de maneras de organizar las economías. Sin embargo, hay un tema clave dominante en todo el análisis de los diferentes sistemas: debe basarse en la economía principalemente en el mercado privado o en las órdenes del Estado para responder a las cuestiones del cómo, el qué y el para quién?

En un extremo del espectro se encuentra la economía de mercado. En un sistema de mercado, los individuos actúan voluntaria y principalmente para obtener una ganancia financiera o una satisfacción personal. Las empresas compran factores de producción y producen bienes, seleccionan los factores y los productos para maximizar sus beneficios. Los consumidores ofrecen factores y compran bienes de conumo para maximizar sus satisfacciones. Se llega a acuerdos voluntarios sobre la producción y el consumo por medio de dinero, a precios determinados en libres mercados y en función de acuerdos entre los los compradores y los vendedores. Aunque el poder económico varia extraordinariamente de unas personas a otras, las relaciones entre ellas y las empresas son de carácter horizontal, esencialmente voluntaria y no jerárquicas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario