jueves, 12 de febrero de 2015

Estado o mercado.

Las culturas de muchos países en vías de desarrollo son hostiles al funcionamiento de los mercados. A menudo, la competencia entre las empresas o la conducta lucrativa es contraria a las prácticas tradicio- nales. a las creencias religiosas o a los intereses creados. Sin embargo, la experiencia de muchas décadas sugiere que los mercados es el instrumento más eficaz para gestio- nar la economía y fomentar el crecimiento económico. 
Ya se han descrito anteriormente algunos de los ele- mentos de una política orientada hacia el mercado. Entre los más importantes se encuentran la orientación de la po- lítica comercial hacia el exterior, unos bajos aranceles y es- casas restricciones cuantitativas, la facilidad de entrada y salida y el fomento de la pequeña empresa y de la compe- tencia. Por otra parte, donde mejor funcionan los mercados es en un entorno macrocconómico estable, en el cual los impuestos sean predecibles, los precios sean estables y los presupuestos del Estado estén equilibrados. Décadas de experiencias en docenas de países han lie vado a muchos economistas del desarrollo a tenei la si guiente visión sumaria de la mejor forma en que puede fomentar el Estado el desarrollo económico: El Estado tiene un papel fundamental que desempeñar en el establecimiento y el mantenimiento de un saludable clima económico. 
Debe garantizar la ley y el orden, velar por el cumplimiento de los contratos y orientar sus reglamentacio- nes en favor de la competencia y la innovación. A menudo desempeña un destacado papel en la inversión en capital hu- mano por medio de la educación, la sanidad y el transporte, pero debe reducir lo más posible su intervención o control de sectores en los que no tiene una ventaja comparativa. El Es- tado debe concentrar sus esfuerzos en áreas en las que haya claros signos de fallo del mercado y debe desmantelar las re- glamentaciones que supongan un obstáculo para el sector privado en áreas en las que tenga una desventaja compara- tiva.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario