lunes, 22 de diciembre de 2014

Medidas recientes. - I

En los últimos años, los gobiernos han tomado algunas medidas para fomentar el libre comercio o ampliar los mercados. Entre las más importantes se encuentran las siguientes: 
  • En 1987, Estados Unidos y Canadá negociaron una serie de principios para fomentar el libre comercio entre los dos países. Este acuerdo fue especialmente importante, ya que Canadá es el mayor socio comercial de Estados Unidos: el volumen total de comen 10 entre los dos países ascendió a 176.000 millones de dólares en 1990. Canadá tiene algunos de los aranceles más altos de los grandes países industriales y reduce la inversión extranjera por motivos nacionalistas Los economistas han estimado que un acuerdo de libre comercio elevaría las rentas reales canadienses un 5 por ciento y las de Estados Unidos un 1 por ciento en las dos próximas décadas. 
  • Los 15 países que integran la Unión Europea (UE) están avanzando en su plan escalonado de desarrollar un mercado común con pocas o nulas barreras al comercio internacional en el área europea. El primer paso consistirá en eliminar todos los aranceles y barreras comerciales reguladoras que existen entre ellos. Este paso debía haber concluido en 1992; sin embargo, el objetivo resultó ser demasiado ambicioso y el proceso prosigue, aunque a un ritmo algo más lento de lo previsto. El segundo paso consiste en ampliar la UE (y su zona de libre comercio) negociando con Noruega, Austria, Suecia y Finlandia las condiciones de su integración. Esta UE ampliada tendría un mercado suficientemente grande para competir con el de Norteamérica.
  • La propuesta más ambiciosa y controvertida para reducir las barreras arancelarias ha sido el Acuerdo Norteamericano de Libre Comercio (NAFTA), que fue debatido acaloradamente y aprobado por un estrecho margen en 1993. México es el tercer mayor socio comercial de Estados Unidos y la mayor parte del comercio entre los dos consiste en bienes manufacturados. El NAFTA no sólo permitirá que los bienes traspasen las fronteras libres de aranceles, sino que también liberalizará las reglamentaciones a que están sometidas las inversiones de Estados Unidos y Canadá en México. Los defensores del plan sostienen que hará posible una división más eficiente del trabajo y permitirá a las empresas de Estados Unidos competir mas eficazmente con las de otros países, mientras que quienes lo critican, especialmente \OÍ sindicatos, creen que aumentará la oferta de bienes producidos por mano de obra poco cualificada y reducirá, por tanto, los salarios de los trabajadores de los sectores afectados.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario