viernes, 3 de octubre de 2014

Apertura del comercio - II

La relación final de precios dependerá de las demandas relativas de alimentos y de vestido. Si la demanda de alimentos es muy elevada, su precio será relativamente alto. Si fuera tan elevada que Europa produjera alimentos, la relación de precios sería igual a los precios relativos de Europa, o sea, -V4. En cambio, si la demanda de vestido fuera relativamente elevada, subiría su precio relativo; si fuera tan elevada que América produjera vestido, la relación de intercambio sería igual a la relación de precios de América, o sea, 1/2. Si cada región se especializa totalmente en el área de su ventaja comparativa, es decir, Europa sólo produce vestido y América alimentos, la relación de precios se encontrará entre 1/2 y 3/4. La relación exacta dependerá de la fuerza de la demanda.
Supongamos, en nuestro ejemplo, que los niveles de demanda son tales que la relación final de precios es de 2/3 es decir, se venden 3 unidades de alimentos por 2 de vestido. Con esta relación de preeios, cada país puede especializarse —América en los alimentos y Europa en el vestido—- y exportar parle de su producción para pagar sus importaciones a la relación mundial de precios de 2/3 La Figura 35-2 muestra cómo se producirá el comercio. Cada país se enfrenta a una curva de posibilidades de con- sumo que le indica la forma en que puede producir, comerciar y consumir. Esta curva de posibilidades de consumo comienza en el mejor punto de especialización de un país y tiene una pendiente igual a la relación mundial de precios de 2/y La Figura 35-2(a) muestra las posibilidades de consumo de América mediante una (lecha negra que tiene una pendiente de -2/3 que parte de su mejor punto de producción de 600 unidades de alimentos y ningún vestido.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario