jueves, 2 de octubre de 2014

Apertura del comercio - I

Ahora admitamos la posibilidad de que haya comercio entre las dos regiones. Los alimentos pueden intercambiarse por vestido a la misma relación de precios, es decir, a una relación de intercambio, que indica la relación entre los precios de las exportaciones y los precios de las importaciones. Para indicar las posibilidades de comercio, colocamos las dos FPP en la Figura 35-2. La FPP gris de América muestra sus posibilidades nacionales de producción, mientras que la FPP negra de Europa muestra los términos en los que puede intercambiar en el interior vestido y alimentos. Obsérvese que la FPP de Europa se encuentra más cerca del origen que la de América. ¿Por qué? Porque Europa tiene una productividad menor en ambas industrias; tiene una desventaja absoluta en la producción tanto de alimentos como de vestido.
Sin embargo, Europa no tiene por qué desanimarse por su desventaja absoluta, pues es la diferencia entre las productividades relativos, o sea. la ventaja comparativa, la que hace que el comercio resulte beneficioso. Las rectas exteriores de la Figura 35-2 muestran las ganancias derivadas del comercio. Si América pudiera comerciar a los precios relativos de Europa, podría producir 6(X) unidades de alimentos y moverse en sentido noroeste a lo largo de la recta exterior de color negro de la Figura 35-2(«). donde la recta de tono negro representa la relación de precios o relación de intercambio generada por la FPP de Europa. Del mismo modo, si Europa pudiera comerciar con América y no afectara a sus precios relativos, podría especializarse en el ves'¡do y moverse en sentido sudeste a lo largo de la recta de tono gris claro de la Figura 35-2(b), que es la relación de precios de América antes del comercio.
Relación de precios de equilibrio. Una vez abierto el comercio, debe imperar un conjunto de precios en el mercado mundial. ¿Qué precios? Para que el proceso sea más gráfico, supongamos que en medio del océano se halla un subastador que intenta encontrar los precios que equilibran la oferta y la demanda, es decir, desea encontrar los precios de los alimentos y del vestido a los que las ofertas de alimentos y de vestido sean exactamente iguales. Para ello pide precios y los ajusta cuado se produce un desequilibrio. Cuando llega al nivel de precios de equilibrio, golpea tres veces con el martillo y dice: «¡Adjudicado!».
¿Cuáles serán los precios finales? Sin una mayor información no podemos especificar la relación de precios exacta, pero podemos averiguar el intervalo en el que se encontrará. Los precios deben encontrarse en algún lugar situado entre los precios de las dos regiones. Es decir, sabemos que el precio relativo de los alimentos y del vestido debe hallarse dentro del intervalo 1/2 y 3/4

No hay comentarios.:

Publicar un comentario