jueves, 11 de septiembre de 2014

LA CONEXIÓN DEL CAPITAL - I

¿Dónde se ha ido todo el ahorro? A largo plazo, la formación de capital de un país depende de su tasa nacional de ahorro. Cuando un país ahorra mucho, su stock de capital crece rápidamente y disfruta de un rápido crecimiento de su producción potencial. Cuando su tasa de ahorro es baja, su equipo y sus fábricas se vuelven obsoletos y su infraestructura comienza a deteriorarse. Esta estrecha relación entre el ahorro, la inversión y el crecimiento económico es la principal razón por la que los economistas centran la atención en la tasa de ahorro de un país. El Cuadro 33-7 muestra las tasas de ahorro privado neto registradas en algunos grandes países entre 1960 y 1989. Durante este período, Japón encabezó la lista por tener el ahorro privado más alto en porcentaje de la renta nacional mientras que Estados Unidos se quedó rezagado con res- pecto a otros grandes países. 
La Figura 33-2 muestra las tendencias tanto de la tasa nacional de ahorro como del componente privado del ahorro nacional (que comprende el ahorro personal y el empresarial). La tasa nacional de ahorro es igual al ahorro total, privado y público, dividido por el producto interior neto. La tasa total de ahorro está formada por la suma del ahorro personal, el ahorro público y el ahorro empresarial. Como se observa en la figura, una gran parte de la disminución del ahorro nacional se debió a acontecimientos ocurridos fuera del sector personal, principalmente a la disminución del ahorro público provocada por los crecientes déficit presupuestarios.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario