lunes, 15 de septiembre de 2014

El conjunto de medidas económicas de Clinton

El presidente Bill Clinton prometió al tomar posesión que centraría la atención como un rayo láser en la economía y presentaría un gran plan económico, que fue aprobado por el Congreso en forma de Budget Act en 1993. Esta medida tenía por objeto reducir el déficit presupuestario federal principalmente por medio de un enfoque orientado hacia la renta consistente en subir los impuestos y reducir el gasto público: no contenía ningún incentivo importante orientado hacia los precios. Los principales elementos del conjunto de medidas de Clinton eran los siguientes:

• Subidas de los impuestos. La medida contiene una serie de subidas de los impuestos, que afectan principalmente a los individuos de renta alta. Comprenden una subida del tipo impositivo marginal máximo a un 39,6 por ciento, una subida de las cotizaciones a la Seguridad Social de los que ganan más y una pequeña subida del impuesto sobre la gasolina. Los senadores de los estados productores de energía rechazaron una propuesta consistente en establecer un elevado impuesto verde» sobre la energía. 
• Reducciones de los gastos. El conjunto de medidas de Clinton continuó reduciendo paulatinamente la guerra fría introduciendo grandes recortes en el gasto de defensa. Existen otros recortes del gasto obligatorios, pero las decisiones sobre el reparto entre los diferentes programas se han dejado para el futuro. 
• Pago de los intereses de la deuda. A medida que aumenta la deuda, se produce un círculo vicioso de deuda, pago de los intereses de la deuda, aumento de los déficit y aumento de la deuda. Los programas de reducción del déficit desencadenan un círculo virtuoso. Como consecuencia de la reducción del déficit, se prevé que los intereses anuales que habrá que pagar disminuirán en 21.000 millones de dólares en 1998. 
• Reducción del déficit. El efecto neto de todas estas medidas es una reducción prevista del déficit de 144.000 millones de dólares en 1998; este rcc. iO se deberá por igual a las subidas de los impuestos y a las reducciones del gasto. Esto representa una reducción de un 1,8 por ciento del PIB en 1998.

El conjunto de medidas de Clinton fue un paso importante en el camino que lleva al restablecimiento del equilibrio fiscal en Estados Unidos. Pero este camino aún está lleno de peligros y obstáculos ocultos. Aun cuando todo funcionara conforme a lo previsto, el presupuesto federal seguiría mostrando un déficit del 2,5 por ciento del PIB en 1998. Si la economía entra en una recesión, ésta empeoraría el déficit y la deuda y obligaría a pagar más intereses sobre la deuda. Por otra parte, las proyecciones indican que los tipos de interés seguirán siendo bajos para los patrones históricos. Por último, la incertidumbre existente respecto a la expansión y la reforma del sistema de asistencia sanitaria amenaza con devolver los déficit a la senda ascendente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario