miércoles, 23 de julio de 2014

LA CONTROVERSIA SOBRE EL EFECTO-EXPULSION

Los políticos y los líderes empresariales suelen sostener que el gasto público socava la economía, afirmando, de hecho, que «el gasto público absorbe la vitalidad del país. Cuando el Estado gasta el dinero de los ciudadanos en proyectos de obras públicas o en programas sanitarios para los pobres o los ancianos, estos fondos lo único que hacen es expulsar proyectos privados que tendrían mayores rendimientos y mayor utilidad social». Este argumento —según el cual el gasto público reduce la inversión privada— invoca la hipótesis del efecto-expulsión. Esta hipótesis, en su versión extrema, sugiere que cuando el Estado gasta 100$ más en bienes públicos, la inversión privada y otros gastos sensibles a los tipos de interés disminuyen en 100$.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario