miércoles, 21 de mayo de 2014

Recibos de fideicomiso.

Debido a los puntos débiles inherentes al gravamen ilimitado, se ha desarrollado otro procedimiento para el financiamiento por medio de inventarios —el recibo de fideicomiso, el cual es un instrumento que reconoce que los bienes se mantienen en fideicomiso para el prestamista. Bajo este método, la empresa prestataria, como una condición para recibir los fondos del prestamista, firma y entrega un recibo de fideicomiso por los bienes. Éstos pueden ser almacenados en un almacén público o mantenerse en las instalaciones del prestatario. El recibo de fideicomiso afirma que los bienes se mantienen en fideicomiso a favor del prestamista o que se encuentran segregados en las instalaciones del prestatario a beneficio del prestamista y que cualesquiera fondos provenientes de la venta de los bienes deberán transmitirse al prestamista al final de cada día. El financiamiento de los negociantes de automóviles es uno de los mejores ejemplos del financiamiento con recibos de fideicomiso.
Un defecto del financiamiento por recibo de fideicomiso es el requerimiento de que se emita un recibo de fideicomiso por los bienes específicos cedidos en garantía. Por ejemplo, si la garantía está dada por los automóviles incluidos en el inventario de un negociante de autos, los recibos de fideicomiso deberán describir los automóviles cedidos en garantía mediante el número de registro. Con el objeto de validar sus recibos de fideicomiso, la institución de préstamo deberá enviar periódicamente a alguien a las instalaciones del prestatario para que se encargue de observar que los números de los automóviles hayan sido correctamente enumerados, debido a que se ha sabido que algunos negociantes que han estado en dificultades financieras han procedido a vender los automóviles que respaldan recibos de fideicomiso y posteriormente han usado los fondos obtenidos para cubrir alguna otra operación en lugar de usarlos para reembolsar sus fondos al banco. Los problemas son aun mayores cuando el prestamista tiene un número de localidades distintas, especialmente cuando se encuentran geográficamente separadas del prestamista. Para eliminar estos inconvenientes, el almacenamiento ha llegado a tener un amplio uso como un método para garantizar los préstamos mediante inventarios.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario