sábado, 17 de mayo de 2014

Evaluación del financiamiento por cuentas por cobrar.

No puede decirse en forma categórica que el financiamiento por cuentas por cobrar sea una forma buena o mala de obtener fondos. Entre sus ventajas está, primeramente, la flexibilidad de esta fuente de financiamiento: a medida que aumentan las ventas de la empresa, se necesitará una mayor cantidad de financiamiento, pero un mayor volumen de facturas, y por lo tanto una cantidad más grande de financiamiento por cuentas por cobrar se genera en forma automática. Segundo, las cuentas por cobrar se pueden usar como garantía colateral para la obtención de aquellos préstamos que de otra forma no se hubieran concedido. Tercero, el factoraje puede proporcionar los servicios de un departamento de crédito que de otra forma sólo estaría disponible a un costo más alto.
El financiamiento por cuentas por cobrar también tiene algunas desventajas Primero, cuando las facturas son numerosas y su monto es relativamente pequeño, sus costos administrativos pueden ser excesivos. Segundo toda vez que las cuentas por cobrar representan el más líquido de los activos que no representan efectivo, algunos acreedores comerciales pueden rehusarse a vender a crédito a una empresa que factorice o que ceda en garantía sus cuentas por cobrar basandose en el fundamento de que esta práctica debilita la posición de los demás acreedores.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario