viernes, 11 de abril de 2014

EL COSTO DE LOS PRÉSTAMOS BANCARIOS

El costo de los préstamos bancarios varía de acuerdo con cada tipo de prestatario en cualquier punto en el tiempo; también variará para todos los tipos de prestatarios a lo largo del tiempo. Las tasas de interés son más altas en el caso de los prestatarios más riesgosos, y dichas tasas también son más altas en el caso de los préstamos más pequeños debido a los costos fijos que incluyen la concesión y el reembolso de los préstamos. Si una empresa puede calificar como un "crédito preferencial" debido a su tamaño y a su fuerza financiera, podrá solicitar fondos en préstamo a la tasa preferencial, la cual ha sido tradicionalmente la tasa de interés más baja que cargan los bancos. 
Las tasas de interés aplicables a otros préstamos generalmente ascienden a partir de la tasa preferencial. Las tasas de los bancos varían ampliamente a lo largo del tiempo dependiendo de las condiciones económicas y de la política de la Reserva Federal. 
Cuando la economía es débil, entonces 1) la demanda por los préstamos es generalmente débil, 2) la inflación es baja y 3) la Reserva Federal pone una gran cantidad de dinero a disposición del sistema. Como resultado, las tasas de interés sobre todos los tipos de préstamos son relativamente bajas. A la inversa, cuando la economía está en auge, la demanda por los préstamos es típicamente fuerte, y la Reserva restringe la oferta de dinero; el resultado es el advenimiento de altas tasas de interés. Como ilustración de los tipos de fluctuaciones que pueden ocurrir, la tasa preferencial durante 1980 aumentó del 11% al 21% en sólo cuatro meses. 
Las tasas de interés sobre otros préstamos bancarios también varían, desplazándose generalmente con la tasa preferencial. Las tasas de interés de los préstamos bancarios se calculan de tres maneras: 1) interés simple, 2) interés descontado y 3) interés aditivo. Estos tres métodos se explican en las siguientes secciones.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario