domingo, 9 de marzo de 2014

¿DEBEN DIVERSIFICARSE LAS EMPRESAS PARA REDUCIR EL RIESGO?

Tal como se vio en el capítulo 4, un valor puede ser riesgoso si se mantiene en forma aislada, pero no será muy riesgoso si se mantiene como parte de una cartera bien diversificada. Lo mismo es cierto en el caso del presupuesto de capital: los rendimientos sobre un proyecto individual pueden ser altamente inciertos, pero si el proyecto es pequeño en relación con la empresa total, y si sus rendimientos no se encuentran altamente correlacionados con los demás activos de la empresa, el proyecto podría no ser muy riesgoso en el sentido corporativo o en el sentido de beta. Muchas empresas han hecho un gran esfuerzo por diversificarse; con frecuencia, éste es un objetivo específico del plan estratégico a largo plazo. Por ejemplo, KeyCorp, una compañía tenedora de bancos que tiene sus oficinas en Nueva Inglaterra, ha logrado protegerse contra las tormentas económicas de esa región porque también posee varios bancos en el noroeste del Pacífico, los cuales han sido rentables. De manera similar, NCNB, un consorcio bancario con sede en Carolina del Norte, el cual adquirió la C&S/Sovran con sede en Atlanta para convertirse en el NationsBank, el tercer banco más grande de los Estados Unidos, hizo la siguiente afirmación: "Nos gusta tener textiles y trabajo en Carolina del Norte, cítricos y turismo en Florida, ranchos de ganado y petróleo en Texas." Un objetivo de las trayectorias seguidas por KeyCorp y por NCNB ha sido estabilizar las utilidades, reducir el riesgo corporativo y aumentar el valor de las acciones de la empresa.

La sabiduría de la diversificación corporativa que se ha diseñado para reducir el riesgo ha sido cuestionada, ¿por qué debería diversificarse una empresa cuando los accionistas podrían diversificarse fácilmente ellos mismos? En otras palabras, aunque podría ser cierto afirmar que si los rendimientos sobre las acciones de NCNB y de C&S/Sovran no estuvieran correlacionados en una forma perfectamente positiva la fusión de las compañías reduciría un tanto sus riesgos, ¿no sería igualmente factible afirmar que los inversionistas podrían diversificarse directamente, sin tener que incurrir en las molestias y los gastos de una fusión?

La respuesta a esta pregunta no es sencilla. Aunque los accionistas podrían obtener directamente algunos de los beneficios de reducción de riesgo a través de una diversificación personal, se podrían obtener otros beneficios únicamente a través de una diversificación a nivel corporativo. Por ejemplo, un banco más estable podría ser capaz de atraer una mejor fuerza de trabajo y también podría obtener fondos a un precio más económico que otros dos bancos menos estables. Además, en las fusiones existen muchos efectos secundarios. Por ejemplo, NCNB se convirtió en un experto en la recuperación de préstamos malos sobre bienes raíces después de que adquirió bancos en Texas y dicha experiencia le ayudará a recuperar los préstamos malos que existan en C&S/Sovran. Finalmente, lá combinación de las oficinas administrativas de los dos bancos y el cierre de algunas sucursales dará como resultado economías de escala, costos más bajos y, por lo tanto, utilidades más altas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario