domingo, 23 de marzo de 2014

CUENTAS POR PAGAR (CRÉDITO COMERCIAL)

Las empresas generalmente hacen compras a crédito a otros negocios y registran la deuda resultante como una cuenta por pagar. Las cuentas por pagar, o crédito comercial, constituyen la categoría individual más grande de deudas a corto plazo, y representan aproximadamente el 40% de los pasivos circulantes de las corporaciones típicas de naturaleza no financiera. Dicho porcentaje es un tanto más alto en el caso de las empresas de tamaño pequeño. Debido a que las compañías pequeñas generalmente no logran calificar para la obtención de financiamientos provenientes de otras fuentes, recurren en una forma especialmente notoria al crédito comercial. 
El crédito comercial es una fuente espontánea de financiamiento en el sentido de que surge de las transacciones ordinarias de negocios. Por ejemplo, supóngase que una empresa hiciera compras promedio de $2000 al día sobre la base de neto 30, lo cual significa que debe pagar la mercancía 30 días después de la fecha de factura. En promedio, adeudará 30 veces la cantidad de $2000 o $60 000 en total, a sus proveedores. Si sus ventas, y consecuentemente sus compras, se duplicaran, entonces sus cuentas por pagar también se duplica- rían, hasta llegar a $120 000. Por lo tanto, simplemente mediante su propio crecimiento, la empresa hubiera generado en forma espontánea una cantidad de $60 000 adicionales de financiamiento. De manera similar, si los términos bajo los cuales hiciera sus compras se extendieran de 30 a 40 días, sus cuentas por pagar se ampliarían de $60 000 a $80 000. Por lo tanto, al ampliar el periodo de crédito, y al expandirse las ventas y las compras, se genera un financiamiento adicional.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario