jueves, 27 de febrero de 2014

EL RIESGO DE BETA (O DE MERCADO) - II

Esto indica que los inversionistas deberían estar dispuestos a dar dinero a E para que lo invirtiera en proyectos de riesgo promedio, siempre y cuando compañía esperara ganar un 12.4% o más sobre este dinero. Nuevamente aqui mediante la expresión riesgo promedio se denotan aquellos proyectos tienen un riesgo similar al de los activos existentes de la empresa. Por consiguiente, como primera aproximación, Erie debería invertir en proyectos de capital si, y sólo si, estos proyectos tuvieran un rendimiento esperado del 12.4% o más.10 En otras palabras, Erie debería usar el 12.4% como su tasa de descuento para determinar los NPV de cualquier proyecto de riesgo promedio que estuviera considerando.
Sin embargo, supóngase que el tomar un proyecto en particular causara un cambio en el coeficiente de beta de Erie y, por ende, un cambio en el costo del capital contable de la compañía. Por ejemplo, supóngase que Erie estuviera considerando la construcción de una flota de lanchas para el transporte de mineral de fierro, y que dichas operaciones tuvieran betas de 1.5 en lugar de 1.1.
Puesto que la empresa en sí misma podría considerarse como una "cartera de activos", y puesto que la beta de cualquier cartera es un promedio ponderado de las betas de sus activos individuales, el aceptar el proyecto de las lanchas causaría que la beta corporativa general aumentara hasta algún punto entre la beta original de 1.1 y la beta del proyecto de lanchas de 1.5.
El valor exacto de la nueva beta dependería del tamaño relativo de la inversión en las operaciones de las lanchas versus los demás activos de Erie. Si el 80% de los fondos totales de Erie se invirtiera en operaciones básicas de acero con una beta de 1.1 y el 20% se invirtiera en operaciones navieras con una beta de 1.5, la nueva beta corporativa sería igual a 1.18:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario