viernes, 10 de enero de 2014

Flujos de efectivo incrementales - II

Al evaluar un proyecto de capital, sólo interesa aquellos flujos de efectivo que resultan directamente de la decisión de aceptar un proyecto. Estos flujos de efectivo, conocidos como flujos de efectivo incrementales, representan los cambios en los flujos totales de efectivo de una empresa que ocurren como resultado directo de la aceptación de un proyecto. A continuación se discuten cuatro problemas especiales en la determinación de los flujos de efectivo incrementales.
Costos hundidos. Los costos hundidos no representan costos incrementales y no deben incluirse en el análisis. Un costo hundido es un desembolso comprometido o que ya ha ocurrido y, por lo tanto, no se ve afectado por la decisión aceptese/rechácese bajo consideración. Por ejemplo en 1992 Northeast BankCorp estaba considerando el establecimiento de una sucursal en una sección de Boston recientemente desarrollada. Para llevar a cabo la evaluación respectiva, Northeast había contratado en 1991 una empresa de consultoría para que se encargara de hacer análisis de sitio: el costo era de $100.000 y este fue el monto que se erogo para propósitos fiscales en el año de 1991. ¿Es este gasto para 1991 un costo relevante con respecto a la decisión de presupuesto de capital para 1992? La respuesta es no: los $100 000 son un costo hundido y Northeast no podrá recuperarlo independientemente de que construya o no la nueva sucursal. Frecuentemente resulta que un proyecto en particular tiene un NPV negativo cuando se consideran todos los costos asociados, incluyendo los costos hundidos. Sin embargo, sobre una base incrementa , el proyecto puede ser bueno porque los flujos de efectivo incrementales son lo suficientemente grandes para producir un valor presentíneto positivo sobre la inversión incremental.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario