jueves, 26 de diciembre de 2013

Aspectos sociales relacionados con los procedimientos de bancarrota - I

Durante la década de los ochenta surgió un aspecto social muy interesante relacionado con las bancarrotas: el papel que desempeña la bancarrota en la resolución de disputas laborales y de los pleitos entablados por responsabilidades conexas con los productos vendidos. Normalmente los procedimientos de bancarrota se originan después de que una compañía se ha vuelto tan financieramente débil que no puede satisfacer sus obligaciones actuales. 
Sin embargo, las disposiciones de la Ley de Bancarrotas permiten que una compañía solicite protección en virtud del Capítulo 11, principalmente cuando los pronósticos financieros indican que una continuación del negocio bajo las condiciones actuales conducirá a un estado de insolvencia. Estas disposiciones fueron aplicadas por Frank Lorenzo, el principal accionista de Continental Airlines, quien demostró que si Continental continuaba operando bajo su entonces vigente contrato sindical, se volvería insolvente en cuestión de meses. Posteriormente, la compartí presentó un plan de reorganización el cual incluía cambios mayores en su contrato sindical. La corte falló a favor de Continental y le permitió a la compañía abrogar su contrato. 
De tal modo, posteriormente se reorganizó como un transportista no sindicalizado, y dicha reorganización fue muy positiva para la compañía: de ser un perdedor de dinero se convirtió en una empresa que generaba utilidades. (Sin embargo, en 1990$ la situación financiera de Continental se invirtió de nuevo debido parcialmente a los crecientes precios del combustible, y la compañía nuevamente presentó una solicitud de bancarrota.) Bajo ciertas presiones provenientes de diversos grupos laborales, el Congreso cambió las leyes de bancarrota después del asunto de Continental para hacer más difícil el uso de las leyes para abolir contratos sindicales.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario