domingo, 6 de octubre de 2013

Uso de los valores convertibles en el financiamiento

Los valores convertibles ofrecen tres importantes ventajas desde el punto de vista del emisor. Primero, los valores convertibles, al igual que los bonos con certificados de acciones, le permiten a una compañía vender deudas con una tasa de interés más baja y con convenios menos restrictivos que los bonos ordinarios. Segundo, los valores convertibles generalmente se encuentran subordinados a los bonos hipotecarios, a los préstamos bancarios y a otras deudas de tipo sénior; por lo tanto, el financiamiento con valores convertibles le deja a la compañía un acceso hacia una deuda "ordinaria" intacta. 
Tercero, los valores convertibles proporcionan una forma de vender acciones comunes a precios más altos que los que prevalecen en el mercado. En la realidad, muchas compañías quieren vender acciones comunes, no deudas, pero consi- deran que el precio de sus acciones se encuentra temporalmente deprimido. El administrador financiero puede saber, por ejemplo, que las utilidades se encuentran deprimidas debido a los costos de arranque asociados con un nuevo proyecto, pero que puede esperar que las utilidades aumenten en forma importante durante el año siguiente o durante algún otro periodo similar, movilizando el precio de las acciones en el mismo sentido. 
En este caso, si la compañía vendiera acciones ahora, estaría otorgando demasiadas acciones para obtener una cantidad determinada de dinero. Sin embargo, si fijara el precio de conversión entre un 20 y un 30 por ciento por arriba del precio actual de mercado de la acción, entonces se tendrían que otorgar entre un 20 y un 30 por ciento menos de acciones cuando los bonos se convirtieran. Sin embargo, obsérvese que la administración está contando con el hecho de que el precio de la acción aumente en una cantidad suficiente por arriba del precio de conversión para lograr que los bonos sean atractivos como instrumentos convertibles. Si las utilidades no aumentan y no impulsan el precio de la acción hacia arriba, y por tanto no ocurre la conversión, la compañía podría verse inundada con deudas ante la presencia de bajas utilidades, lo cual podría ser desastroso.
¿Cómo podría asegurarse la compañía de que la conversión ocurrirá si el precio de la acción aumenta por arriba del precio de conversión? Típicamente, los valores convertibles contienen una cláusula de reembolso, la cual capacita a la empresa emisora para obligar a los tenedores de bonos a hacer la conversión. Supóngase que el precio de conversión es de $50, que la razón de conversión es de 20, que el precio de mercado de la acción común ha aumentado a $60 y que el precio de reembolso sobre el bono convertible es de $1050. Si la compañía reembolsa el bono, los tenedores de bonos podrían convertirlos en acciones comunes con un valor de mercado de $1200 o permitir que la compañía redimiera el bono por $1050. X Naturalmente, los tenedores de bonos prefieren $1200 en lugar de $1050, por lo tanto ocurrirá la conversión. Por consiguiente, la cláusula de reembolso proporciona a la compañía un medio para obligar a la conversión, pero tan sólo cuando el precio de mercado de la acción es mayor que el precio de conversión.
Los valores convertibles son muy útiles, pero tienen tres importantes desventajas. 
1) El uso de un valor convertible realmente puede proporcionar al emisor la oportunidad de vender acciones comunes a un precio más alto del que podría vender acciones de otra forma. Sin embargo, si el precio de las acciones comunes aumenta en forma importante, probablemente la compañía se encontraría en una mejor posición si hubiera usado deudas ordinarias a pesar de su más alta tasa de interés y posteriormente hubiera vendido acciones comunes para reembolsar la deuda. 
2) Si la compañía realmente desea obtener capital contable, y si el precio de la acción no aumenta lo suficiente después de que el bono es emitido, entonces la empresa se verá inundada con deudas. 
3) Los valores convertibles tienen típicamente una baja tasa de interés de cupón, una ventaja que se perderá cuando ocurra la conversión. Los financiamicntos con certificados de acciones, por su parte, permiten que la compañía continúe usando deudas con cupones bajos durante un periodo más prolongado.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario