martes, 8 de octubre de 2013

RESUMEN - I

En este capítulo se expusieron tres formas intermedias de financiamiento a largo plazo: 1) acciones preferentes, 2) arrendamiento y 3) valores en forma de opciones. Los conceptos que se cubrieron se enumeran más abajo.
i Las acciones preferentes representan un valor de naturaleza intermedia que tiene algunas características de deuda y algunas de capital contable. Los tenedores del capital contable visualizan las acciones preferentes como un instrumento similar a las deudas porque tienen un derecho sobre las utilidades de la empresa anterior al derecho de los accionistas comunes. Sin embargo, los tenedores de bonos visualizan las acciones preferentes como instrumentos de capital contable porque los tenedores de deudas tienen un derecho prioritario sobre el ingreso y los activos de la empresa. 
i Las principales ventajas de las acciones preferentes para el emisor consisten en que i) los dividendos preferentes son limitados y 2) el dejar de pagarlos no llevará a la empresa a la quiebra. La principal desventaja para el emisor es que el costo de las acciones preferentes es más alto que el de la deuda, ya que los pagos de los dividendos preferentes no son deducibles de impuestos. 
i Para el inversionista, las acciones preferentes presentan la ventaja de ofrecer un ingreso más confiable que el de las acciones comunes y, para un inversionista corporativo, el 70 por ciento de tales dividendos no es gravable. Las principales desventajas para el inversionista consisten en que los rendimientos son limitados y que el inversionista no tiene un derecho legalmente exigible hacia los dividendos.
i El arrendamiento consiste en una forma de obtener el uso de un activo sin comprar escactivo. Las tres formas más importantes de arrenda- miento son 1) contratos de venta y rearrendamiento, bajo los cuales una empresa vende un activo a otra parte y vuelve a arrendar el activo durante un periodo definido y bajo términos específicos; 2) arrendamientos operativos, bajo los cuales el arrendador mantiene y financia el activo; y 3) arrendamientos financieros, bajo los cuales el activo se ve plenamente amortizado a lo largo de la vida del arrendamiento, el arrendador no proporciona normalmente el mantenimiento y el arrendamiento no es cancelable. 
i La decisión en cuanto a si se debe arrendar o comprar un activo se hace mediante la comparación de los costos de financiamiento de las dos alternativas y mediante la elección del método de financiamiento que ofrezca el costo más bajo. Todos los flujos de efectivo deben descontarse al costo de la deuda después de impuestos porque los flujos de efectivo del análisis de arrendamiento son relativamente ciertos y se expresan sobre una base después de impuestos.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario