martes, 17 de septiembre de 2013

Pros y contras de las acciones preferentes - II

Punto de vista del inversionista. 
Al diseñar valores, el administrador financiero debe considerar el punto de vista del inversionista. Algunas veces se asevera que las acciones preferentes tienen tantas desventajas tanto para el emisor como para el inversionista que nunca deberían emitirse. Sin embargo, tal y como se vio al inicio de este capítulo, las acciones preferentes se están emitiendo en cantidades sustanciales. 
Proporcionan a los inversionistas un ingreso más firme y más seguro que las acciones comunes, y tienen cierta preferencia sobre las acciones comunes en caso de liquidación. Además, el 70 por ciento de los dividendos preferentes recibidos por las corporaciones no son gravables. Por esta razón, la mayor parte de las acciones preferentes son; poseídas por las corporaciones. 
La principal desventaja que ofrecen las acciones preferentes desde el punto de vista del inversionista es que aunque los accionistas preferentes corren algunos de los riesgos derivados de su propiedad, sus rendimientos son limitados. Otras desventajas son que 1) los accionistas preferentes no tienen un derecho legalmente exigible hacia los dividendos, aun si una compañía obtiene una utilidad y 2) en el caso de un individuo en oposición a la situación de los inversionistas corporativos, los rendimientos después de impuestos de los bonos son generalmente más altos que los de las acciones preferentes, aun cuando éstas son más riesgosas.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario