sábado, 21 de septiembre de 2013

Efectos sobre los estados financieros - II

SI no se hiciera una revelación del arrendamiento en el ejemplo del cuadro 21-1, entonces los inversionistas podrían ser engañados y conducidos a pensar que la posición financiera de la empresa A es más fuerte de lo que realmente es. Aun si el arrendamiento se revelara en una nota de pie, los inversionistas podrían no reconocer plenamente su impacto y podrían dejar de ver que las empresas C y A se encuentran esencialmente en la misma posición financiera. Si éste fuera el caso, la empresa A habría incrementado el monto verdadero de su deuda a través de un contrato de arrendamiento, pero el rendimiento requerido sobre su deuda, kd, el rendimiento requerido sobre su capital contable, ks, y consecuentemente el promedio ponderado de su costo de capital, se hubieran incrementado menos que los de la empresa C, la cual solicitó fondos en préstamo en forma directa. De tal modo, los inversionistas estarían dispuestos a aceptar un rendimiento más bajo de la empresa A porque la visualizarían como si se encontrara en una posición financiera más fuerte que la empresa C. Estos beneficios del arrendamiento se acumularían para los accionistas a expensas de los nuevos inversionistas, quienes en realidad hubieran sido engañados por el hecho de que el balance general de la empresa no reflejaba totalmente la verdadera situación de sus pasivos. Ésta es la razón por la cual se emitió el FASB No. 13- 
Un arrendamiento se deberá clasificar como un arrendamiento de capital, y por lo tanto se deberá capitalizar y mostrar directamente en el balance general, siempre y cuando exista alguna de las siguientes condiciones:
1. En virtud de los términos del arrendamiento, la propiedad del bien arrendado se transfiere de una manera efectiva del arrendador al arrendatario. 
2. El arrendatario puede comprar la propiedad o renovar el arrendamiento a una cantidad inferior a su precio justo de mercado cuando expire el arrendamiento.
 3. El arrendamiento se otorga por un periodo igual o mayor al 75 por ciento de la vida de los activos. De tal modo, si un activo tiene una vida de 10 años y si el arrendamiento se pacta por más de 7.5 años, el arrendamiento se deberá capitalizar. 
4. El valor presente de los pagos de arrendamiento es igual o mayor que el 90 por ciento del valor inicial del activo." 
Estas reglas, junto con las revelaciones de notas de pie para los arrendamientos operativos, son suficientes para asegurarse de que nadie sea engañado por el arrendamiento financiero. De tal forma, se reconoce que los arrendamientos son esencialmente lo mismo que las deudas, y que tienen los mismos efectos que estas últimas sobre la tasa requerida de rendimiento de la empresa. Por consiguiente, el arrendamiento generalmente no permitirá que una empresa use una mayor cantidad de apalancamiento financiero del que podría obtenerse a través de una deuda convencional.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario